Servicios clínicos

Los Servicios Clínicos de PRESME ofrecen ayuda y orientación con relación a dificultades o cualquier cuestión relacionada con la salud mental en forma de asesoramientos, diagnósticos, seguimientos y tratamientos.

Atendemos tanto a personas adultas como a niños, adolescentes y sus familias.

Poder hablar con alguien sobre cuestiones de salud mental o de preocupaciones relacionadas con el bienestar emocional, propio o de las personas cercanas puede atemorizar. Sin embargo, este tipo de problemas son muy comunes.

Con los tratamientos psicológicos se trata de trabajar conjuntamente para facilitar la comprensión del origen del excesivo malestar y la adquisición de nuevos recursos que hagan posibles cambios que mejoren el bienestar emocional y la calidad de vida de la persona.

Hacer de madres y padres puede resultar muy estresante, pero lo es especialmente cuando los niños y las niñas presentan dificultades emocionales, de comportamiento o de aprendizaje, o cuando el sistema familiar pasa o ha pasado por transformaciones (divorcio, adopción, pérdidas…). También en la adolescencia, momento de cambios que a veces conmueven y alteran el sistema familiar. Estas dificultades pueden ser más o menos preocupantes o duraderas y aparecer en distintos momentos evolutivos de la familia o de los menores. 

La atención a los niños, niñas y adolescentes se realiza con:

  • el servicio de diagnóstico y tratamientos
  • el servicio de atención psicopedagógica
  • el Servicio de Asesoramiento a Padres y Madres (SAPM)

Ofrecemos diagnóstico y tratamiento a niños, niñas y adolescentes y orientación a las familias. Los tratamientos pueden ser psicoterapéuticos, psicopedagógicos y/o de logopedia. En la adolescencia ofrecemos también orientación para ayudar a construir el proyecto personal y profesional.

Animamos a los padres a buscar ayuda lo antes posible. Numerosos estudios muestran cómo la intervención temprana puede tener efectos positivos en el desarrollo global de los niños. Se sabe que intervenir en la infancia trabajando con sus padres puede ayudar a evitar dificultades posteriores más graves y aumentar la capacidad de aprovechar las oportunidades educativas de los niños.

Nuestros servicios son accesibles para las niñas y los niños desde antes de nacer, ya que sabemos que el embarazo puede ser estresante en sí mismo y difícil, y que los primeros meses con un bebé pueden no ser fáciles para toda la familia.

A medida que los niños crecen pueden surgir nuevas dificultades: la llegada de hermanos, comenzar en la guardería, afrontar los aprendizajes y la escuela…

La adolescencia supone otro momento en el que a menudo las familias pueden experimentar la necesidad de contar con un espacio en el que sea posible comentar sus preocupaciones en relación con su hijo o hija, contrastar sus ideas educativas y buscar información y/u orientación.

El procedimiento que se suele seguir consiste en una o dos entrevistas seguidas con los padres, si es necesario un proceso de diagnóstico que suele implicar tres o cuatro visitas, que termina con una entrevista de devolución y orientación, en la que se deciden las estrategias de ayuda.

Si procede y las familias lo piden, trabajamos de forma coordinada con las escuelas.

Uno de los principales objetivos de PRESME es promover la salud mental a través de la educación. Las experiencias de aprendizaje y las vivencias escolares deberían poder potenciar y enriquecer el crecimiento tanto cognitivo como emocional. Pero esto no siempre es así. A menudo, la escuela y los aprendizajes son una fuente de sufrimiento y no se pueden aprovechar suficientemente las oportunidades educativas.

En PRESME contamos con una larga experiencia en el diagnóstico y tratamiento de dificultades vinculadas al aprendizaje de niños y niñas y de adolescentes.

Desde el servicio se ofrecen, una vez establecidas sus dificultades, tratamientos dirigidos a mejorar:

  • La adaptación
  • Las competencias cognitivas y emocionales
  • El rendimiento escolar de los niños y adolescentes.

También se ofrecen tratamientos de logopedia.

El procedimiento que se suele seguir consiste en una o dos entrevistas con los padres, un proceso de diagnóstico que suele implicar tres o cuatro visitas, seguido de una entrevista de devolución y orientación, en la que se decide cuáles deben ser las estrategias de ayuda.

Si procede y las familias lo piden, trabajamos de forma coordinada con las escuelas.

Se trata de un servicio dirigido a las familias para prevenir problemas de carácter emocional, comportamiento y aprendizaje. Ofrece intervenciones de carácter preventivo y de breve duración en situaciones en las que apenas comienzan a mostrarse comportamientos que preocupan.

El SAPM pretende orientar y ayudar a las familias en la crianza de sus hijos e hijas, detectar de forma precoz posibles dificultades y ayudar a las familias a entender mejor los síntomas de desajuste de los niños/as. Se trata de tomar decisiones conjuntas que permitan dar respuesta a las distintas problemáticas. Este servicio está inscrito en el registro del Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalidad de Cataluña con los números SO 6765 y SO 7893.

El procedimiento que se suele seguir consiste en una o dos entrevistas con los padres, un proceso de diagnóstico que suele implicar tres o cuatro visitas, seguido de una entrevista de devolución y orientación, en la que se decide cuáles deben ser las estrategias de ayuda.

Si procede y las familias lo piden, trabajamos de forma coordinada con las escuelas. Este servicio se ofrece de forma gratuita a familias con pocos recursos en el marco de proyectos financiados por las diferentes administraciones o por donaciones.

Muchas investigaciones muestran que poder pensar y hablar con una persona experta puede promover cambios y mejoras y resultar muy eficaz en:

  • Una amplia gama de problemas emocionales, como depresión, estrés o ansiedad, fobias, obsesiones, trastornos de la alimentación, compulsiones.
  • Situaciones de crisis relacionadas con hechos como pueden ser el duelo, el divorcio, la jubilación o el paro
  • Dificultades resultantes de experiencias y relaciones infantiles difíciles
  • Dificultades para establecer o mantener relaciones, para sostener un proyecto de vida o casos en los que las personas deseen crecer a nivel personal

El tratamiento se basa en la comprensión del paciente por parte del terapeuta, que adecua su trabajo al proceso de elaboración y autoconocimiento que va desarrollando el paciente.

Los tratamientos son de orientación psicodinámica y tienen un carácter integrador. Se inician después de algunas sesiones (2 o 3) dirigidas a comprender la problemática de cada persona, y a valorar sus necesidades y características personales, así como el contexto y objetivos del posible tratamiento.